viernes, 8 de mayo de 2009

Aplicación del Colorete


A la hora de aplicarlo hay que tener en cuenta tanto el tipo de piel como la forma de la cara.

En los rostros alargados hay que aplicarlo con una brocha redonda sobre la zona central de los pómulos y extenderlo ligeramente en sentido horizontal,buscando las tonalidades más claras y luminosas,que hacen que el rostro parezca más ancho.


Para los rostros cuadrados lo mejor es utilizar dos tonos de colorete;uno más claro y luminoso para la zona de los pómulos y otro más oscuro para aplicar a continuación de éste,en dirección a las orejas.

Los rostros redondos se afinan aplicando el colorete sobre la parte alta de las mejillas,difuminándolo de manera que forme un ligero triángulo,delimitado por las sienes,el lóbulo de la oreja y centro de las mejillas,mejor siempre con tonos luminosos.Hay que evitar los pegotes al estilo heidi,la zona exacta para aplicarlo es la comprendida entre las aletas de la nariz y las cejas,para añadir más luz al rostro puedes añadir un toque de colorete en el arco de la frente y en la barbilla,el truco que yo aplico es sonreír a la hora de aplicarlo depositándolo en la manzana de la cara,osea la zona más carnosa.

3 comentarios:

  1. Jajajaja, yo también uso el truco de sonreir!! Así es más fácil que ponerme a estudiar los angulos...

    ResponderEliminar
  2. dios mio... no sé si dejar de leer tu blog o seguir leyéndolo... me está empezando a llamar mucho mucho la atención lo del maquillaje... pero no... resistiré la tentación jajajajajaja

    ResponderEliminar

deja tu opinión,gracias.